¿Qué tipos de motivaciones pueden tener los opositores?

En esta ocasión, Rafael Montes nos ha hablado de las motivaciones que llevan a una persona a opositar. Durante su explicación ha dividido las motivaciones en dos: intrínsecas y extrínsecas.

Por ejemplo, cuando habla de motivaciones extrínsecas se refiere al reconocimiento de su entorno, al salario o, en especial, a la estabilidad laboral.

Sin embargo, cuando señala las motivaciones intrínsecas se refiere principalmente a contribuir a la sociedad o a adquirir conocimientos.