Semana 07: Hidrografía y Vegetación
Estimados tutorandos,

Ya podéis descargaros de vuestra ZONA PRIVADA de mi página web en la sección CAMPUS VIRTUAL el BLOQUE 06: HIDROGRAFÍA Y VEGETACIÓN.

Este bloque se compone de un corpus teórico dedicado a la hidrografía peninsular, la vegetación, paisajes naturales y suelos peninsulares. Los supuestos prácticos que trabajamos son hidrogramas, problemas relativos a cuencas fluviales, cliseries de vegetación, perfiles de suelo y paisajes naturales. Todos los supuestos prácticos vienen con pautas de resolución y ejemplos resueltos, sé que os va a parecer francamente interesante el comentario que entró en las oposiciones de Andalucía en 2014, tenéis uno de ellos resuelto y otro propuesto para que lo realicéis juntos al resto de las actividades semanales que son bastantes: hidrograma, problema de cuencas, clisierie, perfil de suelo, paisaje natural y un mapa físico del relieve peninsular. Este bloque se relaciona con el tema 17 del temario de oposiciones.

A lo largo de esta semana os mandaré mi CONTROL sobre vuestro trabajo didáctico de la semana 06, la corrección de vuestro simulacro de examen, esquemas de temas y comentario de vuestro informe de trabajo.

En ocasiones no tenemos todo el tiempo que quisiéramos para estudiar y es posible que esto nos altere provocando que perdamos el equilibrio. No quiero que sea así, la vida es sencilla, al final es una cuestión de prioridades, permitirme que os cuente una historia que siempre cuento a mis alumnos a distancia de bachillerato y que un día un gran amigo compartió conmigo:

Hace mucho tiempo, en Japón, un maestro Zen mostró un tarro de cristal vacío a sus alumnos y delante de ellos lo llenó de nueces, cuando ya no cabía una sola nuez más les preguntó a sus alumnos si en su opinión el tarro estaba lleno. A lo cual todos respondieron que efectivamente sí que estaba lleno. Entonces el monje cogió un puñado de piedras pequeñas y las metió dentro del bote de cristal, estas se deslizaron entre los huecos que habían dejado las nueces. Entonces les preguntó a sus alumnos si el bote estaba lleno, ante esta pregunta ellos respondieron – sí maestro, el tarro de cristal ahora permanece totalmente lleno -. Entonces el monje cogió un puñado de arena fina de la playa y la echó dentro del bote, deslizándose esta entre los orificios existentes. Y de nuevo les preguntó a sus alumnos si el bote estaba lleno, estos nuevamente respondieron que sí. Así que el monje trajo una jarra de agua y vertió el agua dentro del bote hasta compactar la arena. Entonces les dijo a sus alumnos - ahora sí que está lleno -.

El bote en una metáfora visual de la vida, las nueces constituyen las cosas importantes de la vida, como es la salud y la familia. Las piedras pequeñas otras cosas menos importantes, pero que aún así siguen siendo importantes para nosotros, nuestro trabajo, nuestro estudio, nuestra oposición. Luego le sigue la arena fina de la playa que son las cosas poco importantes y finalmente lo superfluo identificado con el agua. Si llenas primero tu vida de lo superfluo o las cosas poco importantes, será imposible entonces meter a continuación las nueces y las piedras pequeñas.

Ahí radica el secreto de la vida, atended primero a las cosas realmente importantes, llenaros de ellas, y todavía tendréis tiempo para lo poco importante y hasta para lo superfluo.

FELIZ SEMANA Y MUCHO ÁNIMO!

0 Comentarios ¿Porqué no dejas tú uno?

Deja un comentario. No seas tímid@.

Tienes que estar registrado y haber iniciado sesión para poder dejar un comentario